Ferrari tiene deberes por delante este año. Los tiene porque pocos imaginaban cuando Carlos Sainz firmó con ellos que cambiar McLaren por Maranello iba a ser un riesgo, pero los resultados de 2020 así lo indican. Para minimizarlo, la Scuderia tiene un plan maestro que ha desvelado 'La Gazzetta dello Sport' con el que pretenden dejar atrás un año horrible para ellos.

Y el primer asunto que les preocupa es el del motor. La unidad de potencia italiana ha sido la peor de toda la temporada, por detrás incluso de Honda, y así lo confirman no solo los resultados de los Ferrari sino también de los Alfa Romeo y de los Haas. Su velocidad punta y poder, en jaque por prácticamente todos los demás coches de la parrilla.

La 'pillada' de 2019, donde su motor estuvo puesto en duda por su poder, les ha puesto en problemas durante todo un año en el que o no han sabido o no han podido encontrar y solucionar los problemas. Ahora, con tiempo, pretenden volver a auparse en la parrilla... algo que agradecerá Carlos Sainz.

Importantes cambios en la zona trasera

Claro está, no todo es potencia. La parte aerodinámica, dentro de las posibilidades, también verá introducir sutiles cambios y otros mucho menos sutiles. Con la parte delantera apenas sufriendo cambios, será la zona trasera la que más evidencie una transformación con la que esperan mejorar.

Basando ciertas modificaciones en el diseño de Red Bull, se espera también un nuevo fondo plano y también otro difusor diferente para mejorar la carga aerodinámica del monoplaza.

Y es que quieren recuperar las sensaciones obtenidas en 2019 en relación a velocidad y también en cuanto a rendimiento y sensaciones para los pilotos. En 2020 el paso atrás ha sido más que evidente, y sus pobres resultados lo demuestran.

Habrá que esperar primero a la presentación y luego, sobre todo, a las pruebas en Montmeló para ver si el camino que Ferrari sigue hasta Australia, primera carrera del Mundial está siendo el correcto.

De pelear con Mercedes a perder ante Renault

Tienen mucho terreno que recorrer y que recuperar, pues el equipo ha pasado de pelear con Mercedes en 2019 a ser sexto en Constructores por detrás de Renault y teniendo más cerca a Alpha Tauri que a los franceses en cuanto a puntos.

De momento, Sainz sabe que batir a Leclerc en las primeras carreras estará complicado, y será ahí cuando en Maranello decidan quién será el número 1 del equipo...

Te puede interesar

Sebastian Vettel, ¿rojo por verde? Aston Martin deja caer sus colores en su regreso al Gran Circo

El ataque de Zak Brown a Aston Martin: "Vettel y Stroll no son una pareja fuerte"

La petición de Carlos Sainz a la Fórmula 1