No cabe duda de que uno de los mayores alicientes de la próxima temporada en la Fórmula 1 es el regreso de Fernando Alonso al 'Gran Circo'. El piloto asturiano, tras dejar la competición y correr en el Mundial de Resistencia, en el Dakar y en la Indy, volverá a los circuitos para rodar con el equipo que le hizo bicampeón, ahora renombrado como Alpine de cara al próximo curso.

Tras una última mala experiencia en Indianápolis, Fernando ya se encuentra 100% enfocado en preparar física y mentalmente su regreso a la F1 a sus 39 años.

El propio piloto ha dejado un mensaje en sus redes sociales en las que explica, brevemente, sus planes de cara a los meses venideros, justo antes de sustituir a Daniel Ricciardo en el equipo de Enstone.

"Queda muy poco para empezar mi trabajo con el equipo este 2020. Simulador, asistir a Grandes Premios, ayudar en lo que pueda, y preparar todo para la vuelta. Pilas cargadas. Vamos a por ello", reza el texto publicado por Alonso, que ha afirmado que mantiene línea directa con los ingenieros de Renault con el objetivo de potenciar lo máximo posible el monoplaza.

 

De esta manera, Fernando se encuentra enfocado en recuperar masa muscular a base de bicicleta y mucho gimnasio, mientras que entre sus previsiones está la de acompañar al equipo del rombo en distintos Grandes Premios y 'foguearse' con el simulador de los galos.

"No tengo previsto ir a una carrera de F1 hasta Imola, que es a finales de octubre. Mientras tanto haré algún día de simulador en la fábrica de Renault y el resto, estar tranquilo y preparándome físicamente. A Bahrein y Abu Dhabi también intentaré acercarme porque ya es la recta final del Mundial y quiero ver trabajar al equipo en directo, aunque mi contacto con los ingenieros es constante. Sigo las carreras y las reuniones desde casa", reconoció Alonso hace unos días a 'El Mundo'.

Así, todo hace presagiar que veremos a Fernando el próximo 1 de noviembre en el GP de Emilia Romagna, el 29 del mismo mes en Bahréin y el 13 de diciembre en Abu Dhabi.