El primer problema al que se enfrentará el nuevo Ferrari no será dentro de una pista de Fórmula 1, sino legal. Codacons, unión de consumidores italiana, ha pedido al Gobierno del país que confisque el nuevo SF1000, presentado este martes.

El motivo es el presunto incumplimiento de la legislación publicitaria de productos relacionados con la industria del tabaco, y el objetivo se llama 'Mission Winnow'. Se trata de una iniciativa de la tabacalera Phililp Morris, que ofrece nuevas formas de consumo de tabaco en un entorno cambiante.

Ferrari presenta el SF1000 | Ferrari

Desde Codacons, defienden que ese logo de Mission Winnow es publicidad engañosa. "Fortalecidos por la decisión del Ministerio, que nos da la razón en todos los ámbitos, vamos a comenzar una batalla legal contra Ferrari, vamos a presentar una nueva queja a Antimonopolio y al Ministerio de Salud y le vamos a pedir al Comando de Carabineros para la Protección de la Salud que confisque el nuevo monoplaza SF1000", afirman.

No es la primera vez que Ferrari tiene problemas con este logo. En varios Grandes Premios del pasado año tuvo que retirarlo debido a las políticas de países como Gran Bretaña, Canadá o Francia.