La batalla entre Lewis Hamilton y Max Verstappen de la pasada temporada es historia de la Fórmula 1. Y este año está claro que no se volverá a repetir. Para que los dos pilotos se hayan encontrado en pista lo que ha tenido que suceder es que el Red Bull doblara al Mercedes en Imola.

Y ese momento, uno de los más comentados del fin de semana, parece que no ha tenido apenas importancia para Verstappen. El piloto, que se llevó las dos victorias del fin de semana, pasó completamente del tema cuando se lo plantearon los medios de comunicación.

"Mercedes ha sido lento todo el año, así que no es nada emocionante para mí. Simplemente, ha sucedido", dijo el campeón del mundo en declaraciones recogidas por 'Formula1News'.

No quiso referirse a ello y volvió a dar importancia al doblete de Red Bull en Imola: "Tener un fin de semana como éste, con un doblete para el equipo, es simplemente increíble. ¡Fue un gran domingo! Todo estuvo bien ejecutado".

Ganador del sprint y de la carrera se acerca a Charles Leclerc en la clasificación: "Conseguí la máxima cantidad de puntos, así que podemos estar muy orgullosos de eso como equipo, es un gran impulso".

"Hoy había que juzgar las condiciones, tomar las decisiones correctas y mantenernos muy concentrados y creo que lo hicimos muy bien", ha sentenciado Verstappen.

Son dos victorias y dos abandonos para Verstappen en lo que va de año. Y Red Bull ha dado un paso adelante. Su doblete lo confirma. En dos semanas, nueva cita en Miami, donde el campeón del mundo quiere confirmar esas buenas sensaciones y recortar la distancia con Leclerc en el campeonato.