Hace unos días, Ross Brawn, director deportivo de la Fórmula 1, informó de las seis novedades que traerá consigo el Mundial de 2022. Entre ellas está el aumento de las carreras al sprint de tres en 2021 a seis la próxima temporada, además de otorgar la pole al más rápido de la clasificación del viernes, no al ganador del sprint del sábado.

En base a ello, Liberty Media, promotor de la F1, está barajando la posibilidad de incluir la famosa y polémica parrilla invertida en las carreras del sábado.

De esta manera, los diez primeros podrían cambiar su posición y se haría un reparto mayor de puntos que añadiría 'picante' a los pilotos para arriesgar más el sábado.

"En la agenda está si la estadística de la pole position debe ir al piloto más rápido en la calificación del viernes, y también si se pueden ganar más puntos el sábado, tampoco demasiados para no desvirtuar la carrera del domingo, pero sí hacer la minicarrera más atractiva aún", señaló Brawn.

El jefe del 'Gran Circo' tiene claro que hay que ir "paso a paso", pero se muestra "positivo": "Somos muy positivos sobre el concepto, pero hay que tener cuidado de no tomar medidas demasiado radicales. Los coches del próximo año ya marcarán una gran diferencia".

Paralelamente, tal y como explicó Brawn, se reducirá el fin de semana a tres días, se aumentarán las citas del calendario y se reducirá la posibilidad de cambiar varias veces de unidad de potencia.