Carlos Sainz ya tiene su primera pole en la Fórmula 1. El madrileño de Ferrari se exhibió en el Gran Premio de Gran Bretaña, en una pista de Silverstone siempre exigente que además estaba pasada por agua imponiéndose en la pelea por ser el mejor del sábado a Max Verstappen y a Charles Leclerc.

No va a olvidar nunca el día de la clasificación en el que es su Gran Premio 150 en la F1, y tampoco parece posible que vaya a olvidar la radio de Ferrari cuando quedó confirmado que la pole era suya.

Una que, a tenor de lo que se escuchó en la conversación, ni él mismo se esperaba tener.

"P1. Confirmado. Buen trabajo", le dijeron desde el box de la 'Scuderia' ante la incredulidad de Carlos Sainz.

"¡No puede ser! ¿Cómo lo hemos conseguido?", preguntó Carlos Sainz por la radio con voz de sorpresa y, claro está, de felicidad.

Lo logró con una vuelta perfecta. Una en la que acertó tanto en pilotaje como también con el 'timing' a la hora de tirar con el Ferrari.

Todos los que llegaban tras él no pudieron mejorar sus cronos, y al final el tiempo marcado en el momento perfecto le sirve para ser el que primero vea apagarse el semáforo en la carrera de Silverstone.

Ahora toca el domingo. Ahora toca la que puede ser también la primera, pero en este caso primera victoria en toda su carrera en la Fórmula 1.