Mucha cola están trayendo las palabras de Mattia Binotto, jefe de Ferrari, sobre que será Charles Leclerc quien se corone como próximo campeón del mundo de Fórmula 1. Mucha, porque en el equipo también está Carlos Sainz, y porque desde Maranello siempre han dejado claro que quien sea número 1 de la 'Scuderia' se gana en la pista.

En una pista en la que, en su primer curso vestido de rojo, Carlos Sainz está cumpliendo con creces. Con sobrado talento y con categoría. Siendo el piloto que mejor se ha estrenado a un nuevo equipo. Y siendo, también, quien tiene menos diferencia de puntos con el supuesto líder de un equipo que, por tiempo más que por otra cosa, debería ser Leclerc, al menos en este 2021.

A falta de dos carreras, Sainz está a 6,5 puntos de Charles, diferencia que habría sido menor de no haber devuelto al monegasco la posición en el GP de México. Y que habría sido muchísimo menor de no ser por las problemáticas paradas que Carlos ha sufrido en el box de Ferrari al cambiar neumáticos.

Con todo, y aún con Carlos reconociendo que durante la primera parte de la temporada estuvo aprendiendo del Ferrari, la diferencia entre ambos es mínima y los números hablan por sí solos.

Sainz, tres podios; Leclerc, uno

En primer lugar, el número de podios logrados este curso. Sainz lleva tres, mientras que Leclerc tan solo en una ocasión se ha subido al cajón. En cuanto a puntos sumados en las 20 carreras disputadas, la regularidad también está con Carlos.

Porque el madrileño ha sumado en 18 de las 20 disputadas, y además en las 13 últimas ha logrado puntuar de manera consecutiva.

El mejor puesto de Sainz, por su parte, fue el segundo puesto en la exigente pista del GP de Mónaco. Además, otros dos terceros puestos en Hungría y en Rusia. Tan solo en Portugal y en Francia, donde acabó undécimo, se ha quedado sin puntuar.

Leclerc, por su parte, tan solo se subió al podio en el GP de Gran Bretaña. En Silverstone terminó segundo, y en Mónaco y en Hungría o bien ni tomó la salida o no llevó el Ferrari al garaje.

Escasa distancia entre pilotos del mismo equipo

En el Mundial, mientras, 152 puntos de Charles por los 145,5 de Sainz. En total, 6,5 puntos de distancia. En datos, Verstappen saca 161,5 a Pérez, Hamilton aventaja en 140,5 a Bottas, Norris un total de 48 a Ricciardo, Gasly lleva 72 sobre Tsunoda, y Alonso, mismamente, 17 más que Esteban Ocon.

Es la menor distancia entre pilotos de todo el Mundial, quitando a los que apenas han sumado o que directamente ni han sumado, algo que hace que las palabras de Binotto sobre Leclerc y sobre que será el monegasco quien sea el próximo campeón por delante de Sainz sean incluso más aventuradas.

Sainz, ejemplo de lucha constante

Nadie se ha adaptado mejor que Carlos a un coche nuevo. Pocos, o nadie, se han sobrepuesto como él a todas las dificultades en su primer año en Ferrari. Lejos de sentir sobre sus hombros la presión de Maranello tras un año horrendo como fue 2020, para Sainz ha sido toda una motivación.

Y un nuevo episodio en una carrera en F1 en la que ha visto cómo Red Bull elegía a Verstappen antes que a él, cómo en Renault le cerraban las puertas para abrírselas a Ricciardo y cómo se hizo grande en McLaren, en un equipo que era una sombra, para llegar a Ferrari.

De Charles a Carlos apenas hay unas letras

Puede ser que el próximo campeón del mundo vista de rojo, como dice Mattia Binotto, pero puede ser también que no sea Charles sino Carlos y luzca de nuevo la bandera de España en lo más alto de la Fórmula 1.

Te puede interesar

Los "pequeños trucos" de Alpine en el podio de Fernando Alonso en el GP de Catar

'El Plan' de Fernando Alonso, al descubierto: "Todos trabajamos en la misma dirección"

Carlos Sainz pide a la FIA una revisión de las normas: "Es algo que no está muy claro"