Sin alzarse con el Mundial de pilotos y constructores desde 2013 dado el monopolio que ha instaurado Mercedes en el 'Gran Circo' desde 2014, Red Bull quiere dar 'guerra' a los de Barckley en este 2021 en el preludio del adiós de Honda a la Fórmula 1.

En la mañana de este martes se ha presentado el 'nuevo' RB16B diseñado por Adrian Newey, monoplaza desarrollado a partir del RB16 de 2020 que solo trajo alegrías a los de las bebidas energéticas de la mano de Verstappen, pero no de Albon, que naufragó en su intento de instalarse en la parrilla de F1.

Su sustituto en el garaje será Sergio 'Checo' Pérez, piloto mexicano experimentado que dotará a Verstappen y al equipo de la ayuda suficiente para tratar de doblegar a los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas.

 

En 2020, el RB16 consiguió un total de dos victorias, una pole y 13 podios, por lo que se espera que en 2021 las estadísticas mejores para Red Bull.

La escudería tiene entre ceja y ceja dar caza a Mercedes, sin embargo, no deberá perder de vista a los equipos que vienen apretando desde atrás y que prometen dar mucha guerra: Alpine, Ferrari, McLaren y Aston Martin.

 

Se presupone una temporada trepidante por la plata y el bronce en el 'Gran Circo', aunque podría saltar la sorpresa si Mercedes no logra imponer su ritmo desde la primera carrera en Baréin el próximo 28 de marzo.