Los pilotos no están nada contentos con los cambios que la la FIA ha realizado en el GP de Francia. Y es que, debido a las peculiaridades del pit-lane de Paul Ricard, han trasladado el límite de velocidad hasta la salida de boxes.

En las anteriores temporadas, este límite terminaba poco después del último box, aunque, en realidad, el pit-lane se alarga hasta otro edificio de garajes, pero que no se utilizan. Ahora, tendrán que esperar hasta pasar ese segundo bloque para poder quitar el limitador de velocidad.

Esta decisión, según la FIA, se debe a motivos de seguridad ya que, cree que si un piloto pierde el control de su monoplaza al quitar el limitador, podría poner en riesgo al personal que se encuentre en esa zona.

Esto implica que los tiempos de parada en carrera hayan aumentado por lo que, ahora, los pit-stop serán de unos 28 segundos. Esta cifra complica las cosas de todos los equipos, quienes tendrán que cambiar sus estrategias ya que, cualquier cálculo hecho antes del jueves, ya no sirve.

El GP de Francia, a una parada en boxes

De esta forma, una carrera que, debería ser a dos paradas por su gran degradación, se complica ya que esto supondría perder casi un minuto. Por todo ello, muchos de los pilotos ya han dejado clara su intención de ir a una sola parada.

"En teoría una por lo largo que es el pit-lane, son 27 o 28 segundos, así que, en teoría, una siempre es mejor, pero con este calor va a haber que conducir muy despacio. Llega un punto que no sabes si es mejor tirar y hacer dos y eso no lo sabrás hasta la vuelta 15 o 20, así que todos saldremos pensando en una y habrá diferentes estrategias", ha indicado Alonso para 'Dazn'.

"Hay muchos interrogantes, la FIA ha alargado el Pit-Lane y ahora pierdes 27 segundos. Eso no hace fácil la estrategia, si haces dos paradas te pasas dos minutos en el Pit-Lane, lo cual no es efectivo en carrera", ha apuntado también Russell.

Más pegas a la medida de la FIA

Y este no es el único 'pero' que los pilotos le ven a esta medida. Si la limitación a 60km/h llega hasta el final del pit-lane, va a ser mucho más difícil poder defender la posición al salir con una velocidad muy inferior a la del piloto que ya está en pista.

Sin embargo, la FIA tiene el poder de cambiar las normas sin necesidad de contar con la satisfacción de los equipos si se trata de una razón de seguridad.