Hacía mucho que no vivíamos un Mundial de Fórmula 1 emocionante. La pasada temporada ya empezó a haber tensión gracias a la lucha en la zona media, y es que, la pelea por ser los terceros en el mundial de constructores se alargó hasta Abu Dabi, una pelea en la que estuvieron implicados hasta tres equipos: Renault, McLaren y Racing Point.

Bien es cierto que, los líderes seguían siendo los mismos, ya que Mercedes ha dominado temporada tras temporada desde la era híbrida, aunque en esta ocasión, Red Bull le está dando muchos quebraderos de cabeza.

El Mundial de F1 2021 ha dejado podios sin Mercedes y sin Red Bull, poles con pilotos como Leclerc o Norris y batallas que hacía mucho que no se veían, como Alonso contra Hamilton, o el propio británico con su principal rival Max Verstappen, incluso Carlos Sainz con Checo Pérez. El caso es que, aunque la distancia entre los equipos sigue siendo muy grande, empieza a haber una mayor igualdad.

La lucha por el título del mundial

Hamilton y Verstappen han estado durante toda la temporada intercambiándose el liderato del mundial, sin embargo, el neerlandés ha ido enlazando un buen resultado tras otro y desde que, en el Gran Premio de Turquía recuperara el liderato, no lo ha soltado.

La batalla está al rojo vivo y los pilotos lo viven como tal, hasta dos accidentes han tenido entre ambos, el primero en Silverstone y el último en Monza. Hay que recordar que el jefe de Mercedes no descarta que haya un tercero si siguen peleando así, y razón no le falta, ya que en el GP de Brasil han estado a punto de acabar igual.

Gracias a la última victoria de Hamilton, la distancia ente ambos pilotos se ha reducido a 14 puntos con tres carreras por delante de cara al final de la temporada. Mucho trabajo para el británico si quiere recuperar el liderato y lograr su décimo mundial.

Intensa batalla por el Mundial de Constructores

Mercedes lleva siete campeonatos consecutivos coronándose como los mejores constructores de la parrilla, algo que Red Bull quiere arrebatarle esta temporada.

Los alemanes lograron una gran ventaja al principio de temporada aprovechando el tiempo de adaptación de Checo Pérez al monoplaza, pero en las últimas carreras Red Bull ha logrado acabar con sus dos monoplazas en el podio, lo que ha supuesto que recortaran la distancia hasta quedarse a un punto de Mercedes.

Sin embargo, los de la flecha plateada han logrado darle la vuelta a la situación y esta vez, en el GP de Brasil, han sido ellos quienes han acabado con sus dos coches en primera y tercera posición, lo que supone que aumenten la distancia a 11 puntos.

Ferrar y McLaren quieren ser los mejores de la zona media

McLaren llegaba a esta temporada tras haber logrado ser terceros en el Mundial de Constructores de 2020 mientras que Ferrari venía de un año para olvidar donde ni siquiera pudieron luchar por ser los mejores de la zona media, acabaron sextos la temporada.

Sin embargo, una nueva pareja de pilotos, Carlos Sainz y Charles Leclerc, los más jóvenes de los últimos años en la escudería italiana, y un coche muy mejorado, han logrado que vuelvan a tener opciones de luchar.

McLaren empezó mucho más fuerte la temporada pero Ferrari ha cogido carrerilla y en el Gran Premio de México logró ponerse por delante de los de Woking en el mundial de constructores y, tras un mal fin de semana para McLaren que solo han logrado un punto en Brasil, ya que Ricciardo se ha tenido que retirar y Norris ha finalizado décimo, aumentan la ventaja a 31 puntos a falta de tres carreras para terminar el año.

En la zona media hay más de una batalla

La pelea en la zona media no se acaba con Ferrari y McLaren, sino que Alpine y AlphaTauri quieren ser quintos en el mundial de constructores.

Ambas escuderías han tenido un temporada con muchos altibajos y poca regularidad, aunque en las últimas carreras, el equipo satélite de Red Bull ha ganado mucho ritmo.

Ahora, los dos equipos han quedado empatados tras la carrera de Brasil a 112 puntos. Veremos cómo afrontan Qatar y las dos últimas carreras que se disputarán en diciembre. Lo que está claro es que parece que la batalla no se decidirá hasta el final de temporada, hasta Abu Dabi.