La carrera del GP de Arabia Saudí ya es historia de la Fórmula 1. Por ser la primera sobre Yeda, y también por todo lo que pasó en 50 vueltas espectaculares a la par que repletas de polémica. Todo tuvo su final en una ceremonia de podio de las más tensas que se recuerdan y en la que nadie sabe quién quedó tercero. Todo se centraba en Lewis Hamilton y en Max Verstappen.

Y ni se miraron. Ni se dirigieron la mirada en todo momento y ni mucho menos disfrutaron de la bebida por haber llegado al cajón tras todo lo vivido. Tenían motivos, visto lo visto, para ni cruzar miradas.

Porque vaya carrera. Todo lo sucedido a lo largo del Mundial, con los incidentes de Silverstone, de Monza y de Interlagos tuvo su cénit en Yeda. Radios por allí, radios por allá. Toques, incidentes, líos... y mucha polémica.

La bandera roja de la polémica

Primero, por la bandera roja tras un accidente de Lewis Hamilton que en Mercedes no entendieron. Cambió gomas, perdiendo tiempo en su parada, cuando todo se detuvo por supuestos problemas con las protecciones tras un toque de Mick Schumacher. Verstappen salió ganando.

Luego, porque Max vio cómo Hamilton le adelantaba en la resalida cuando él era primero. No lo permitió. Por fuera de pista recuperó posición y Lewis cayó a la tercera plaza tras ser pasado por Ocon. Lo de después fue surrealista.

Jamás se ha visto tal mercadeo en la Fórmula 1. La FIA negoció con Red Bull para evitar una sanción a Verstappen. Max salió tercero, con Ocon líder y tras Hamilton. De ahí, Verstappen se puso líder.

Entonces, Lewis pasó al ataque, y de nuevo Verstappen se fue por fuera de la pista para evitar que le pasase Hamilton. Le pidieron que devolviera la posición... y ahí llegó.

Verstappen pasó de octava a tercera en zona de máxima velocidad en lo que pudo interpretarse como una prueba de frenada. Hamilton se lo llevó puesto y el alerón del Mercedes casi quiebra.

Tenso podio en Yeda

Todo eso pasó en las 50 vueltas sobre Yeda, y con razón Hamilton y Verstappen no querían ni dirigirse la mirada en la ceremonia del podio más tensa que se recuerda.

Te puede interesar

El contundente mensaje de Fernando Alonso para Michael Masi: "Son las circunstancias más peligrosas del fin de semana"

El brutal ataque del padre de Verstappen a Lewis Hamilton: "Sólo le respeto como piloto..."