Es oficial. Mick Schumacher da un paso de gigante para convertirse en piloto de Fórmula 1. Y es que el hijo de Michael participará en los Libres 1 del GP de Alemania con el equipo Alfa Romeo en lugar de Antonio Giovinazzi.

Una noticia que ha confirmado Ferrari en un comunicado y que ha ilusionado a los aficionados al deporte, que recuerdan con anhelo los siete títulos de 'El Kaiser'.

Mick se ha ganado esta oportunidad a pulso. Este curso lidera con mano de hierro el campeonato del mundo de la Fórmula 2, con victoria en la última prueba de este fin de semana en Sochi.

El joven aventaja en 18 puntos al segundo clasificado, Callum Ilott (que también estará en Nürburgring), a falta de tres carreras para la conclusión de un campeonato en el que Schumacher es el principal favorito.

 

"Queríamos organizar esta sesión de pruebas para que nuestros mejores jóvenes estuvieran lo mejor preparados posible para afrontar un evento que siempre será un momento especial para ellos", ha detallado el director deportivo de Ferrari, Laurent Mekies.

"Será una oportunidad para familiarizarse con un monoplaza de Fórmula 1, que es mucho más complicado que el monoplaza que están acostumbrados a conducir actualmente", sentencia.