Mick Schumacher y Robert Shwartzman protagonizaron un Vettel - Leclerc en la carrera de F2 disputada en Silverstone. El hijo del Kaiser, que se encaminaba hacia la victoria, se quedó en nada y su equipo, el Prema, sin un doblete que ya saboreaban. El triunfo fue para Tsunoda.

Todo sucedió en la vuelta 19, de los 21 giros que los monoplazas debían completar en la prueba. Schumacher lideraba manteniendo detrás a Shwartzman. Sin embargo, Robert le tiró el coche en una curva para pasarle y ambos se tocaron.

Mick, que tenía el interior, no frenó lo suficiente ante su compañero. Robert, por el exterior, no giró lo bastante como para evitar chocarse con Schumacher.

El hijo del Kaiser se fue fuera de la pista, mientras que Shwartzman vio cómo su alerón delantero quedaba completamente destrozado.