Hungría ha podido ser el punto de inflexión en la toma de decisiones del equipo Mercedes de cara a la temporada que viene, por la carrera y por los tests.

Valtteri Bottas quedó bastante señalado tras una salida que se ha catalogado como un perfecto 'strike'. Max Verstappen sufrió daños en su coche y Sergio Pérez tuvo que abandonar.

Mientras el finlandés retiraba su coche después de jugar a los bolos, su máximo rival por el asiento que ahora mismo defiende, George Russell, conseguía sus primeros puntos de la temporada y para el equipo Williams tras tres años con la escudería inglesa.

 

La temporada de la joven estrella británica está siendo apabullante, con grandes actuaciones en clasificación, y este resultado ha podido ayudar a la decisión que se tomará como tarde a la vuelta del parón veraniego.

Por el momento, la primera decisión que se ha tomado desde la dirección del equipo alemán podría ser otro gesto que indique lo que va a pasar, ya que Russell será el encargado de hacer los tests de los neumáticos que se usarán para 2022 con Mercedes.

Hungaroring vuelve a abrir sus puertas a la acción este martes para que los equipos puedan probar las nuevas ruedas de 18 pulgadas, circuito en el que se estrenó el número 63 en un Mercedes, en otro test allá por 2017.