Fernando Alonso volvió a demostrar por qué es uno de los mejores con su monoplaza Alpine, que volvió a sufrir en Francia, aunque la estrategia llevada a cabo por el asturiano fue magnífica.

Sin embargo, en el comienzo de la carrera, fue Esteban Ocon quien tenía más ritmo. De hecho el equipo galo fue muy claro por radio: Alonso debía dejar pasar a Ocon. Pero el bicampeón tenía otros planes.

En un mensaje a su equipo pidió entrar a boxes: "Básicamente, preferiría parar. Si quieres, lo hago en la curva 1, pero perderé dos o tres segundos. Tal vez sea mejor parar".

Y el asturiano entró a boxes: "Ok, nos quedamos fuera y no intercambiamos posiciones por ahora. Acerquémonos a Fernando y podremos superarlo".

La estrategia le salió a la perfección a un Alonso que sigue cogiendo sensaciones. Finalizó octavo, en puestos de puntos, mientras que su compañero de equipo fue decimocuarto.

El español ya avisó que el Mundial podría cambiar para él a partir de la cita francesa, y lo que está claro es que su rendimiento va a más desde que arrancara el campeonato. La próxima carrera, nueva carrera en Austria.

 

Te puede interesar

- Fernando Alonso, a por Ferrari: "Tenemos la oportunidad de luchar contra ellos"

- "Estamos viendo señales del viejo Fernando Alonso": Ross Brawn, director de F1, elogia al de Alpine