Fernando Alonso no tuvo la mejor salida posible en el GP de Emilia Romagna. El asturiano, bicampeón del mundo con Renault en 2005 y en 2006, perdió dos posiciones en una arrancada después de que, en la vuelta de formación, su Alpine se quedase clavado en el cajón.

Preguntado por ello tras la carrera al sprint de Imola por los compañeros del diario 'As', Fernando Alonso apuntó a un problema técnico.

"Perdimos muchas posiciones, debió de haber algún problema", comentó el asturiano después de perder hasta cuatro posiciones en la prueba en Imola tras los 21 giros disputados.

En ese sentido, confirma el mensaje que le dio Alpine al preguntar por ello: "No sé qué ha pasado. Se lo consulté al equipo por radio. Me dijeron que ya lo hablaremos en la oficina".

Fernando Alonso fue, junto con Magnussen, el que más posiciones perdió en la prueba al sprint de Imola. Arrancó quinto, para terminar finalmente noveno,

Y fuera de los puntos, pues solo los ocho primeros clasificados suman en este tipo de pruebas que presentan no pocas novedades con respecto al pasado año.

El asturiano admitió que les faltó ritmo, y apunta a las opciones de lluvia que hay para la carrera del domingo para recuperar y remontar posiciones.