Alpine está siendo una de las más grandes dudas de este comienzo de Mundial. A pesar de su buen hacer en pretemporada, en Baréin tan solo Fernando Alonso salvó el honor del antiguo equipo Renault en clasificación y en carrera no fueron ni fiables ni rápidos. En Imola, en el GP de Emilia-Romaña, la historia parecía repetirse al menos hasta los Libres 3.

Y es que ahí, en la última sesión previa a una clasificación que será tan importante como igualada, tanto Alonso como Ocon pusieron sus monoplazas entre las diez primeras posiciones, lo que les daría acceso a la Q3 de la pista de San Marino.

El crono del asturiano fue de 1:16.186, lo que le hizo ser 1.228 segundos más lento que Max Verstappen. Además, superó en unas milésimas a Esteban Ocon.

Por delante, y a tres décimas, tres coches. El octavo, el Mercedes de Valtteri Bottas. El séptimo, el Ferrari de Carlos Sainz. El sexto, el AlphaTauri de Pierre Gasly.

Imagen

Tanto Alonso como Ocon, además, dieron 20 vueltas por el trazado de Imola. Fueron de los pilotos que más rodaron en la pista de San Marino.

La clasificación del GP de Emilia-Romaña será clave para el resultado de la carrera, pues es una pista exigente en la que cuesta adelantar.

Consulta aquí los horarios de la 'qualy' y también dónde ver la lucha contra el crono de la mítica pista de San Marino.