McLaren ya se ha despedido a Carlos Sainz y el español ya se ha probado el mono rojo y se ha sentado en el Ferrari donde compartirá asiento con Charles Leclerc a partir de la próxima temporada.

Sin embargo, tanto en Woking como los aficionados van a echar de menos la gran relación que tenían el madrileño con Lando Norris. Ambos pilotos tenían una buena amistad y un gran respeto sobre el asfalto, algo que según Andrea Stella, director de competición de McLaren, les ha ayudado mucho esta temporada y será difícil encontrar esa misma relación de nuevo.

"Daniel ha demostrado que es uno de los mejores. Lo más importante es que preservemos las condiciones que creamos para permitir ese nivel de colaboración entre Carlos y Lando. Pero no se trata sólo de preservar esas condiciones, sino que podríamos tener que adaptarlas. Daniel no es Carlos y su relación con Lando será diferente", ha asegurado Stella en la web de McLaren.

Y es que Norris y Sainz prefirieron trabajar por y para el equipo antes que centrarse en quedar delante del otro hasta el punto de compartir información entre ellos. "Carlos y Lando han estado excelentes este año. El nivel de colaboración entre ellos ha sido increíblemente alto. Es una de las razones por las que están tan igualados en pista", ha empezado explicando Stella mientras añadía: "Cuando hay un diálogo transparente y abierto entre compañeros, eso aumenta su rendimiento porque pueden contrastar información entre sí e identificar rápidamente los puntos débiles del coche o encontrar el mejor enfoque para una curva".

Ambos han protagonizado una de las mejores parejas en la parrilla de Fórmula 1 y los aficionados echarán de menos los vídeos y las bromas entre ambos pilotos.