Nikita Mazepin no terminó del todo con mal sabor de boca tras el Gran Premio de Mónaco. El 'rookie' ruso completó el fin de semana sin ningún trompo y/o accidente y acabó superando a Mick Schumacher en carrera (tuvo problemas con el motor).

Sin embargo, fruto de la concentración y determinación que exige el trazado del Principado, Mazepin se vio sobrepasado por las circunstancias en la vuelta 60.

Desde el box de Haas le pidieron que pulsara un botón de su volante (Carlos Sainz mostró hace unos días que es de todo menos sencillo): "Conductor predeterminado, Charlie-85, cuando puedas".

 

En pleno sector 3, posiblemente el más complicado de Mónaco, Nikita se vio incapaz de ejecutar unas órdenes que el jefe de carrera le repitió hasta en tres ocasiones.

"No puedo hacerlo, hombre, te estás riendo una mierda, ¡estoy en Mónaco!", replicó Mazepin, que terminó finalmente la carrera en el 17º puesto, justo delante de Mick Schumacher.