Hacía mucho tiempo que no se vivía un final de infarto con dos coches peleando por la primera posición, algo que por fin hemos disfrutado en Baréin.

Sin embargo, el final nos ha dejado algo confusos ya que cuando Verstappen había logrado superar a Hamilton se ha dejado pasar. ¿El motivo? La FIA le ha obligado a devolver la posición por haber usado el exterior de la pista para atacar a Hamilton, algo que es ilegal.

Max ha asumido que el error fue suyo pero asegura que hubiese preferido que le sancionaran una vez acabada la carrera que el haber tenido que ceder su posición. "Hubiese preferido acabar primero y haber recibido una sanción, que haber terminado segundo así. Eso es lo que pienso y no todos tienen que estar de acuerdo", ha reconocido el neerlandés para la televisión de Países Bajos 'Ziggo Sport'.

Algo que ya había adelantado a su equipo, y es que, cuando le avisaron de que debía devolverle la posición a Hamilton, Verstappen trató de resistirse. "¿Por qué no haber seguido? Podría haber conseguido fácilmente los cinco segundos. Prefiero perder así que ser segundo de esta manera", le dijo a Christian Horner por la radio.

El piloto de Red Bull no logró llevarse la victoria pero ha demostrado que su monoplaza está por encima de Mercedes y que pretenden ponerles muy complicado conseguir su octavo título.