Siguen las malas nuevas para Fernando Alonso en este fin de semana en Austin. Tras dos sesiones de Libres llenas de problemas, el asturiano de Alpine ha decidido cambiar toda su unidad de potencia y, al ser la cuarta que monta este año, recibirá penalización. Saldrá al final de la parrilla del GP de EEUU.

El equipo francés lo ha confirmado a través de un comunicado que se puede leer en su Twitter oficial.

"Fernando tendrá un nuevo motor para el resto del fin de semana, tras haber instalado la cuarta unidad de potencia. Todos los componentes son nuevos en clasificación y carrera", dice el texto.

 

No estaban saliendo bien las cosas para Alonso este fin de semana, y ahora tendrá que remontar si quiere sumar puntos tras la penalización que va a recibir por montar una nueva unidad de potencia.

Su única alternativa para no salir último es quedar por delante en clasificación de otro piloto que monte, al igual que él, una cuarta unidad de potencia.

Era cuestión de tiempo, y de hecho en Rusia ya lamentó Fernando no cambiar de motor tras el toque con Pierre Gasly al comienzo de la carrera. En esa situación, su coche salía quinto y por eso no tocaron nada... pero en la primera curva todo se fue al traste.

Ahora, tras unos Libres 1 en los que provocó una bandera roja por parar su Alpine y después de tocar las protecciones en los segundos, en la marca gala han decidido que es el momento de una unidad de potencia fresca para lo que resta de Mundial.

Te puede interesar

La única decisión de la que Fernando Alonso se arrepiente en su larga carrera en la F1

Lo que no se vio del pique Verstappen - Hamilton en EEUU y que acabó en peineta e insultos

Fernando Alonso 'pasa' del conformismo de Alpine... y 'El Plan' sigue adelante