George Russell ha cumplido con nota en su primera temporada como piloto de Mercedes. El inglés, que se medía a nada más y a nada menos que a Lewis Hamilton, superó a su compañero en un Mundial en el que mientras uno parecía sufrir él disfrutaba de un coche que, claro está, era mejor que lo que el había tenido hasta ese momento: Williams.

En ese sentido, el inglés, que logró la victoria en el GP de Brasil, reconoce que desde el primer momento se sintió bien con el coche de la estrella.

"Yo estaba en un lugar más cómodo. No necesitaba experimentar mucho porque estaba en un lugar feliz. Buen rendimiento, con un ritmo relativamente fuerte. Solo puedes compararte con tu compañero de equipo", cuenta.

Y luego habla de Hamilton: "Él trataba de encontrar la configuración adecuada. Hizo cambios muy drásticos dentro de los límites del coche".

"Creo que estaba probando más cosas para ver qué configuración era la mejor para él", sigue Russell.

Ha sido esta la primera temporada en la que Lewis Hamilton no ha podido sumar ni victorias ni poles desde que debutase en la F1. En el cómputo del Mundial, finalmente la temporada ha terminado mejor de lo que para él empezó... algo que tampoco era demasiado complicado.

Sin embargo, Russell le ha derrotado en el campeonato. Cuarto para George con 275 puntos; sexto para Hamilton con 240.