Fernando Alonso y Lewis Hamilton se han reencontrado en la pista. El regreso del asturiano a la F1 va a deparar a buen seguro más imágenes de este estilo, y ya en los test de Baréin han dejado claro que van a pelear para dar espectáculo en el asfalto.

Y es que el asturiano y el inglés ya se conocen 'de antes'. Compañeros en McLaren en 2007, año de mal recuerdo en Woking, ambos pelearon por el Mundial tanto ese año como en 2010 y en 2012, títulos que terminaron en manos de Vettel.

Precisamente Seb y Lewis despidieron con honores a Fernando Alonso en Abu Dabi 2018, realizando los míticos donuts tras la carrera para reconocer la gran trayectoria del bicampeón. Ahora, se reencontrarán en la pista.

De hecho, Hamilton y Alonso ya lo han hecho. En Baréin, y tal y como ha destacado la F1 en un tuit, ambos han peleado en el asfalto.

"Viejos rivales se ven de nuevo", escribió la cuenta oficial de la Fórmula 1.

 

Fue en la recta de meta cuando el azulado coche de Alonso se puso a rebufo del Mercedes de Hamilton. Fernando se metió por el interior para, tras la curva, salir por delante del heptacampeón inglés.

Esperemos, por lo bien que hablaría del Alpine, que esta lucha que se vio en Sakhir no sea la última y que las peleas venideras sean lo más igualadas posibles.

De momento, Alonso está destacando con un coche que la propia F1 ha destacado en cuanto a belleza.

El monoplaza es rápido y, sobre todo, fiable a tenor de la gran cantidad de vueltas que tanto Fernando como Ocon han rodado sin mayor problema.

Te puede interesar

Kimi Raikkonen, cero dudas con Fernando Alonso: "No se olvidó de pilotar un coche"

"¡Te echábamos de menos, Alonso!", el cariñoso mensaje de bienvenida de la F1 a Fernando