Como si de una pelea entre hermanos se tratara. Se intentan justificar a mamá y papá para demostrar que tienen razón, pero no se dan cuenta de que lo han visto todo. De hecho, la batalla entre niños no es tal. El enfrentamiento entre Lewis Hamilton y Max Verstappen es un combate en un ring con curvas que tiene jurado.

La FIA ya ha dictado sentencia por el accidente en el que ambos quedaron fuera del GP de Italia, pero aún así las opiniones y acusaciones cruzadas no cesan entre los protagonistas.

"Nos dimos cuenta de que iba a estar apretado en la curva 1, se cruzó después de la línea blanca y tuve que ir a la parte verde para no tocarle, y me fui por el exterior. Y por supuesto, se dio cuenta de que iba a por él. Así que siguió apretándome", dijo Max para 'Sky'.

El neerlandés lo tiene claro: fue culpa de Hamilton. "Me empujó hacia el bordillo de la banana disuasoria. Y es por eso que al final nos tocamos con los neumáticos traseros", asegura.

 

Todo lo contrario por parte del de Mercedes, quien sostiene que le dejó espacio suficiente: "Max venía, pero yo estaba por delante, me aseguré de dejar un coche por fuera para él. Entré en la curva 1, yo estaba por delante, y seguía delante al entrar en la curva 2. Entonces, de repente, estaba encima de mí".

De hecho, lo compara con el primer encontronazo que tuvieron ambos pilotos en la segunda variante del circuito de Monza en la primera vuelta de la carrera, cuando también tuvieron un leve contacto al querer entrar los dos juntos en la chicane.

"Es exactamente el mismo escenario que ocurrió en la curva 4, donde fui por el exterior, estaba exactamente en la misma posición, pero le cedí el paso, y así son las carreras. Hoy (Verstappen) no quería ceder", dijo Hamilton.

 

El piloto inglés no solo quedó dolido físicamente por el golpe que recibió en la cabeza con la rueda trasera derecha del Red Bull, sino que también echa en cara que Max no fuera a preocuparse por su integridad cuando se bajó del coche.

"Vi a Max salir y pasar de largo. Me sorprendió un poco, porque al final creo que cuando salimos, y cuando tenemos incidentes, lo primero que queremos es asegurarnos de que el tipo con el que nos tocamos o con el que chocamos está bien", comentó Lewis.

"Lewis estaba bien. Estaba intentando dar marcha atrás cuando yo ya estaba fuera del coche. Cuando no estás bien, no haces eso", señaló al respecto 'Mad max'.

Papá y mamá se habrán puesto de acuerdo en la decisión, pero los niños siguen enfadados y con el pensamiento de batallar de nuevo entre ceja y ceja. El próximo cuadrilátero de asfalto: el circuito de Sochi, en dos semanas.