Lewis Hamilton ya es heptacampeón del mundo de Fórmula 1. El inglés de Mercedes ganó en Turquía para sumar un nuevo título más en su palmarés e igualar, de esta manera, a la leyenda Michael Schumacher en cuanto a Mundiales de F1.

Y claro está, el inglés no pudo contener las lágrimas por la emoción. Primero en su casco, el cual nos impedía ver cuánto estaba de feliz, contento y alegre el ya heptacampeón del mundo. Y posteriormente, sin él.

 

Porque por más que haya ganado, Hamilton sigue queriendo más. Lewis lloró emocionado sobre la pista de Istanbul Park para celebrar el que ya es su séptimo Mundial

En Turquía, arrasó. Salía sexto y terminó ganando en una carrera 'larga' que se decidió a base de paciencia, de estrategia y de veteranía. La tiene, pues ya con este son 14 los años que lleva en F1.

Y, con los datos en la mano, suma un Mundial por cada dos temporadas de F1, lo que viene siendo un 50% de éxito. Desde que está en Mercedes, en 2013, tan solo no ha ganado el título de dicho año y el de 2016, que fue para su compañero Nico Rosberg.

Antes, se hizo con el de 2008 con McLaren y cerca estuvo de ganar el de 2007, que fue para Kimi Raikkonen tras no poder en Woking manejar la 'batalla' entre Hamilton y Alonso.

Ahora queda por ver si en 2021 peleará por el octavo título y por ser el mejor de toda la historia de la F1. De momento, en cuanto a títulos, comparte dicho honor con Michael Schumacher... y eso ya son palabras mayores.

Te puede interesar

Fernando Alonso tenía razón: Giovinazzi y Russell, contra el muro... ¡en la vuelta de reconocimiento en Turquía!

Fernando Alonso no descansa ni en Año Nuevo: "El día 1 de enero vendré a trabajar"

Fernando Alonso rodará con Renault este fin de semana