Nikita Mazepint es, posiblemente, el piloto debutante que más siente cómo le miran con lupa. No por lo realizado en el asfalto, sino más bien por lo que sucedió fuera de él tras subir un polémico vídeo a Instagram en el que le tocaba el pecho a una chica que estaba bastante incómoda con la situación.

Eso casi le cuesta el puesto, y la F1 incluso prevé mantener reuniones con los pilotos para dar una serie de instrucciones de comportamiento sobre cosas que no se deben de hacer.

Ahora, ya con su asiento asegurado tras no pocas dudas en Haas sobre si seguiría o no, han vuelto a explicar por boca de su propietario, Gene Haas, lo que pasó de puertas hacia adentro.

"Guenther le dijo que era un idiota. Que no se pueden hacer esas cosas. Que era totalmente inaceptable. Esa fue nuestra respuesta", dice Haas en RACER.

Además, admite que sus publicaciones en redes tienen ciertas respuestas contra Mazepin: "Es algo bastante fuerte, lo sabemos por cómo reaccionan a lo que compartimos como equipo".

"Había muchos que querían que le despidiéramos y que lo ejecutásemos por todo eso, pero no era lo correcto", afirma.

Eso sí, Haas sabe que ese asunto seguirá en el ambiente: "Habrá que ver cómo va. Creemos que le hemos dado a Mazepin el mejor ambiente para aprender todo esto".

Te puede interesar

El enésimo incidente de Mazepin: multado por saltarse un semáforo en rojo

Mazepin, sobre Mick Schumacher: "No somos amigos"

¿Cómo es Nikita Mazepin?: 'Niño de papá', machista y homófobo