Fernando Alonso tiene mentalidad de campeón. Se nota. El asturiano, que apenas lleva tres carreras desde que volviera a la F1, firmó en Portugal su mejor resultado tras acabar octavo por detrás de Esteban Ocon en una prueba en la que comenzó 13º. Sin embargo, el bicampeón se fue de Portimao con una espinita clavada.

"Contento con el resultado, pero teníamos coche para algo más que para ser octavos. Pudimos hacer sextos, o quintos. El coche iba muy bien", dijo tras terminar la carrera.

Lo cierto es que el Alpine iba como un cohete en Portugal. El final de carrera de Alonso, con varios adelantamientos a pilotos como Gasly, Ricciardo y Sainz da buena muestra de ello.

"No ha sido fácil el adaptarse y el tener esas sensaciones de ir tan cerca de los demás. Las cosas te van saliendo de forma automática en cada vuelta y sin pensar en ellas. Sigo aprendiendo, voy mejorando con cada vuelta, aunque suene obvio", cuenta.

A vueltas con la clasificación

Alonso, eso sí, le sigue dando vueltas a lo que pasó en la clasificación: "No entiendo cómo se pudo perder un segundo y algo en la crono, pero bueno. No sirven para nada ya que lo importante es el domingo... aunque salir delante habría sido mejor".

"Intentaremos salir mejor en las próximas, sobre todo en Mónaco y en Barcelona, donde se adelanta poco", afirma Fernando.

"El coche ha sido competitivo"

El bicampeón, eso sí, tiene sensaciones más que positivas: "El coche ha sido competitivo. Incluso con un Ferrari y un McLaren, eso en Baréin o en Imola era impensable".

Ahora, a Barcelona: "Me tengo que poner las pilas en clasificación. En España y en Mónaco será lo más importante del fin de semana".

Te puede interesar

'Magic' Alonso ha vuelto: su festival de adelantamientos en el GP de Portugal de F1

Fernando Alonso vs Carlos Sainz en Portugal: el bonito duelo español de F1 que nos dejó Portimao

Sergio Pérez estalla contra Nikita Mazepin por radio: "¡Es un jod*** idiota!"