George Russell tuvo la oportunidad de sentarse en el Mercedes de Hamilton sustituyendo al británico mientras estaba aislado por coronavirus. El joven piloto pudo haber ganado, pero unos errores del equipo con las paradas en boxes dinamitaron su oportunidad.

Pese a ello, Russell demostró tener la capacidad para poder subir al equipo alemán y luchar por victorias e incluso por títulos. Sin embargo, Toto Wolff no cree que esté todavía preparado. Y es que para el austriaco no basta con un buen nivel de pilotaje, sino también se trata de evitar hacer errores.

"Ganar Mundiales de F1 se basa en no cometer errores, y eso sólo se puede conseguir con rutina y experiencia. Mercedes espera ese nivel sostenible de pilotaje y de pocos errores, por eso hay que darles tiempo a los jóvenes pilotos", ha asegurado Wolff para 'Autosport'.

Con ello se refiere al Gran Premio de Imola, cuando Russell rodaba décimo después de que el Safety Car saliera y perdió el control del monoplaza mientras intentaba calentar los neumáticos impactando contra el muro.

"Porque a pesar de que el nivel que vimos con George en Sakhir fue increíble, también se le va a criticar si fuera piloto de Mercedes por toda la presión que tendrá que soportar. Por eso aprender de cosas como las de Imola es muy importante para un piloto y que pueda mantener un nivel alto", ha continuado explicando el jefe de Mercedes.

Wolff quiere contar con Russell de cara al futuro pero de momento continuaraán con Bottas, cuyo contrato acaba en 2022 y con Lewis Hamilton, pese a que aún no han renovado.

"Confiamos en George porque no hay muchos pilotos que hayan ganado títulos como novatos, especialmente en GP3 y F2. Usarle como reemplazo de Hamilton en Sakhir muestra lo que pensamos de él", ha zanjado Toto.