Apenas restan unos días para que el Mundial de Fórmula 1 dé el pistoletazo de salida en el circuito de Sakhir en Baréin, un escenario idílico para Fernando Alonso, que siempre que ha iniciado el campeonato a orillas del golfo Pérsico se ha alzado con la victoria inaugural.

Ya sucedió en 2006 y 2010, cuando el emirato abrió el calendario. Tras ganar en 2005, año en el que se coronó por primera vez como campeón del 'Gran Circo', el asturiano se llevó la vitoria en el arranque del curso que acabaría con su segundo título mundial con Renault.

En 2010, su primera temporada con el mono rojo de Ferrari, Alonso salió de Baréin vencedor y lanzado a por el que parecía su tercer Mundial, aunque un estrepitoso fallo del 'Cavallino Rampante' en Abu Dabi terminase dando la corona a Sebastian Vettel en la última carrera.

11 años después, la historia es bien distinta y se hace difícil imaginar a Fernando regresando a la categoría reina con una victoria en su circuito fetiche, aunque en Fórmula 1 todo imposible tiene un camino viable.

Al igual que el ovetense, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel también han ganado en Sakhir, aunque en su caso ha sido en cuatro temporadas distintas.

El trazado de Baréin cuenta con tres zonas de DRS que ya se conocen bien los pilotos después de que los test de pretemporada tuvieran lugar allí.

De cara al Gran Premio no se prevé lluvia, pero sí podría darse de nuevo el fenómeno de la tormenta de arena, que ya nos dejó unas curiosas estampas en la pretemporada.