La Fórmula 1 tiene el verano a la vuelta de la esquina. La última parada antes de las vacaciones es el Gran Premio de Hungría. El circuito de Hungaroring, histórico en el calendario, será la última actuación de los pilotos en la primera parte de la temporada, y tras esta carrera tendrán que hacer autocrítica sobre si están cumpliendo sus objetivos.

Para Charles Leclerc tiene que ser un lugar de redención. El monegasco cometió un grave error en Francia y que le costó un nuevo cero en el campeonato y alejarse a 63 puntos del liderato.

Y tiene que ser el lugar de la consagración de Carlos Sainz. El madrileño está en su mejor momento de la temporada, y tras demostrar ser el más rápido en Paul Ricard y rozar un podio que no puedo obtener por una decisión estratégica de Ferrari. Ambos son claros candidatos a la victoria en un circuito que favorece a las características del coche italiano.

Red Bull se mantiene líder del Mundial con Max Verstappen y también son líderes en el Mundial de Constructores, pero en Hungría están contra las cuerdas.

No han demostrado ser más rápidos en Hungaroring que Ferrari y parece ser un fin de semana de minimizar daños y asegurar todos los puntos posibles.

Por su parte, Mercedes sigue recortando diferencias con sus rivales. La escudería alemana está al alza y suman cinco podios consecutivos con alguno de sus pilotos y un doblete en la última carrera en Francia.

Fernando Alonso, como suele ser habitual, celebra su cumpleaños en el fin de semana de Hungría. El asturiano cumple 41 años en uno de sus circuitos favoritos por los grandes recuerdos que tiene en el trazado húngaro.

Alonso, junto con Alpine, tienen un objetivo claro: proteger la cuarta plaza en el Mundial de Constructores de McLaren, que ha demostrado ser más rápido este fin de semana.

Clasificación del GP de Hungría

George Russell ha dado la sorpresa en Hungaroring y se ha llevado la primera pole de su vida en la Fórmula 1. El británico se la llevó en el último segundo de la 'qualy' robándosela a Carlos Sainz cuando ya lo celebraba.

Mercedes ha escondido sus cartas y no está claro si tienen el ritmo para mantener la posición, pero en Hungría es muy difícil adelantar, por lo que hay posibilidades de victoria.

Lewis Hamilton solo pudo ser séptimo, tras no poder abrir el DRS durante la Q3. Ese problema técnico le ha impedido estar más arriba en la tabla, pero viendo el rendimiento de su compañero, es esperable que gane posiciones.

Escoltando a Russell estarán los Ferrari. Carlos Sainz segundo y Charles Leclerc tercero tienen un objetivo principal: adelantar al británico. Superarlo les dará vía libre hacia la victoria con unos Red Bull muy alejados en la parrilla. Situación perfecta para recordar puntos tanto en el Mundial de pilotos como en el de constructores.

La clasificación fue dramática para Red Bull. Sergio Pérez saldrá undécimo tras no poder superar la Q2 y Max Verstappen lo hará décimo tras tener problemas de potencia en la Q3. Los austriacos necesitan remontar los máximos puestos posibles para que Ferrari reduzca la menor cantidad posible de puntos.

Fernando Alonso saldrá sexto, en una 'qualy' que le dejó muy contento, a pesar de que sus máximos rivales están por delante suya: Lando Norris es cuarto y Esteban Ocon quinto. Todo esto con la lluvia amenazando para la carrera.

Horario y dónde ver en TV

La carrera del GP de Hungría comenzará el domingo 24 a las 15:00 horas peninsular de España, una hora menos en Canarias. Se podrá ver en directo, previo pago de una suscripción, en DAZN F1. También se podrá seguir el minuto a minuto en la página web de laSexta.