Mick Schumacher se coronó campeón de Fórmula 2 este fin de semana tras haber confirmado hace una semana que correrá con Haas en Fórmula 1 de cara a la próxima temporada, en 2021.

Sobre el hijo de Michael pesa una gran presión debido a eso mismo, a su condición de descendiente del heptacampeón del mundo, hecho que le pone el listón altísimo.

Y es que la victoria corre por la sangre de Mick, que ya acumula títulos en las categorías preliminares al 'Gran Circo'. "Llegar a la Fórmula 1 con un campeonato en tu currículum siempre es genial. El campeonato de F2 es muy importante. Obtuve uno en la Fórmula 3 y ahora tengo este de la Fórmula 2. Es especial pensando en la competencia de la parrilla", explicó el joven piloto.

Sin embargo, desde el entorno del alemán quieren restar presión al chaval y alejar las comparaciones con su padre. De hecho, Ralf Schumacher, hermano del 'Káiser' y tío de Mick, ha salido al paso para defender a su sobrino.

"Lo encuentro aburrido y está fuera de lugar. Es Mick quien hace su trabajo. Él seguirá su propio camino y así es como debes juzgarlo. Lo que era hace 20 años no tiene cabida hoy", aseguró en 'Sky' sobre las similitudes que se le están sacando a ambos.

A su vez, ha reseñado que Mick es justo vencedor de la temporada de F2: "Él mismo trajo la respuesta. Mantuvo los nervios, no cometió grandes errores. Fue una gran temporada".

"Fue difícil para él al principio, y luego hubo un ambiente en su contra en el paddock, que fue realmente malo. Ahora ha hecho un gran trabajo, la respuesta es que se lo merece", añadió, destacando que la parrilla no estaba del todo contenta con la presencia del hijo del heptacampeón.

Por último, quiso bajar el listón de su sobrino de cara a la temporada venidera en la máxima categoría: "No debemos que exagerar, las expectativas tienen que ser realistas. Estamos hablando de Haas, no de Mercedes. El primer objetivo será acostumbrarse al equipo. Con Günther Steiner tiene un gran jefe de equipo que puede atender a los pilotos jóvenes".