Bottas comienza la temporada del Mundial de F1 2022 siendo piloto de Alfa Romeo. El fines decía adiós a Mercedes tras 5 años con la escudería alemana en los que no pudo batir a su compañero de equipo Hamilton. La eterna sombra del británico, algo muy difícil con lo que convivir, veremos cómo lo gestiona George Russell.

Sin embargo, el destino parece que no quiere separarlos y Bottas ha dado la gran sorpresa en la primera clasificación de la temporada. El finés ha logrado llegar cómodamente a la Q3, algo que la pasada temporada parecía impensable en un Alfa Romeo, y no solo eso, Valtteri ha llegado a estar por delante de Hamilton durante la Q1 y la Q2.

Alfa Romeo no ha sido el único en dar la sorpresa, sino que Haas ha hecho lo propio. Parece que la nueva reglamentación ha logrado lo que pretendía, que haya mayor igualdad en la parrilla, aunque no todo se debe a eso, sino que Ferrari ha dado un gran paso adelante en cuanto a su rendimiento, así lo ha mostrado al arrebatarle la pole a Red Bull, pero también se ha comprobado al ver a Haas y Alfa Romeo, las dos escuderías motorizaras por los italianos, luchando en la Q3.

Se esperaba una gran temporada con la entrada de los nuevos monoplazas, pero tras ver a un Alfa Romeo en tercera línea de la parrilla o a un Haas dentro de las 10 primeras posiciones, todo apunta a que llega una nueva era en la Fórmula 1.

Veremos si Bottas tiene ahora la oportunidad de resarcirse de 5 años bajo la estela de Hamilton. ¿Podrá terminar por delante del británico con un Alfa Romeo? Lo que está claro es que quedan muchas incógnitas por delante y una larga temporada que va a darnos muchas más sorpresas de las esperadas.