A 18 puntos de Lewis Hamilton y con un margen de 40 unidades respecto a Mercedes, Max Verstappen y Red Bull ya son claros favoritos para llevarse el Mundial de pilotos y constructores tras un dominio absoluto de las flechas desde 2014, temporada en la que se ejecutó la denominada era híbrida.

Sin embargo, la momentánea superioridad de la escudería de Milton Keynes está permanentemente ensombrecida por polémicas y acusaciones que van desde flexibilidad del alerón trasero hasta la potencia del motor Honda, pasando por la presión de los neumáticos o las paradas en boxes.

Tras la victoria de 'Mad Max' en el Gran Premio de Estiria, tanto Hamilton como Toto Wolff, jefe del equipo alemán, escudaron su retroceso en el progreso de cara a 2022, temporada en la que se aplicará el novedoso cambio de reglamento en Fórmula 1.

"Estamos 100% centrados en 2022. Cuando más desarrolle Red Bull ahora, el hueco será mayor, así que luchamos conscientes de que tenemos este déficit. Pero Red Bull no puede seguir introduciendo piezas nuevas hasta septiembre. Si no, estarán dos segundos por detrás el próximo año", explicó Wolff en declaraciones a 'De Telegraaf'.

Christian Horner y Toto Wolff

Christian Horner, su homólogo en Red Bull, no dudó en replicar al austriaco: "Lo que hacen es cosa suya, pero obviamente se trata de un ejercicio de equilibrio. Si eso significa que todos tenemos que trabajar un poco más duro aquí, entonces estamos listos para hacerlo".

"No sé qué es lo que está pasando con los otros equipos, pero sé que nosotros traemos mejoras casi a todas las carreras, lo que es muy importante porque tenemos una buena oportunidad de hacer una gran temporada", añadió.

Verstappen, dentro del debate

Paralelamente, el joven piloto neerlandés también ha querido responder a Toto Wolff y sus afirmaciones que señalan que Red Bull pagará la próxima temporada el esfuerzo por superar a Mercedes en la presente.

"Estoy seguro de que, con las personas que tenemos en el equipo, el foco en el año que viene está puesto al 100%. Por el momento no veo que estemos comprometiendo el 2022, aunque, por supuesto, el tiempo lo dirá", afirma Verstappen en 'RaceFans.net'.

Helmut Marko tampoco se calla

El asesor de la marca de las bebidas energéticas ha salido al paso también en 'De Telegraaf' para atacar a Mercedes y a Aston Martin por las constantes acusaciones que están vertiendo sobre Red Bull.

"Hacen cosas divertidas, por decirlo con educación. Se quejan de nuestro alerón trasero, de nuestras paradas en boxes y de todo. Si Mercedes no lo hace por sí mismo, utilizará un equipo como Aston Martin para quejarse. Nosotros nos centramos en las carreras y tratamos de asegurarnos de que nada nos detenga", señala Marko.

Helmut Marko y Verstappen

El expiloto ve en su rival la frustración de quien ha perdido el 'trono': "Mercedes ahora carece de la ventaja de 50 caballos de potencia que ha tenido durante siete años. Pero el coche más rápido en la recta ahora es el McLaren, con motor Mercedes. No están acostumbrados a esta situación".

"Hemos aprendido de nuestros errores. Mercedes dio ese paso con el motor el año pasado, pero Honda ha respondido este año. En cuanto a la fuente de energía, somos más o menos iguales. El coche en sí ahora es competitivo desde el primer día", ha añadido.

"No tenemos el dominio de Mercedes del año pasado. Están más cerca de nosotros que nosotros de ellos la temporada pasada, donde nuestro chasis no era tan bueno y los cambios que hizo Mercedes nos sorprendieron", ha zanjado.

Este fin de semana, nueva edición de un enfrentamiento que está dado mucho de lo que hablar tanto dentro como fuera del circuito. Red Bull buscará una nueva victoria para llegar a Silverstone con una ventaja de 25 puntos, mientras que Mercedes quiere revertir la situación en el circuito donde hace unos días Verstappen se impuso con suma solvencia a Hamilton. Parece que ha quedado declarada la 'guerra fría' entre ambas escuderías cuando solo han transcurrido ocho citas del calendario.