Lewis Hamilton, cinco veces campeón del mundo de F1, mostró su lado más humano con un gran detalle con Harry Shaw, un niño de cinco años enfermo de cáncer. La historia de lucha de este pqueño contra esta terrible enfermedad ha servido a Hamilton, como el propio piloto asegura, como inspiración para ganar el GP de España.

Su forma de agradecer al pequeño esa inspiración ha sido enviar su monoplaza a la casa de Harry junto al trofeo de ganador en Montmeló.

"Hoy has sido mi inspiración Harry. Intentaré que te sientas orgulloso de mí. Eres un chico muy fuerte, y yo desearía ser tan fuerte como tú. Quería que el mundo viese lo fuerte que eres y pedirles a todos te dediquen sus mejores deseos y oraciones durante este difícil momento. Dios te bendiga. Tu amigo, Lewis", escribió Hamilton en su instagram junto a un vídeo del pequeño Harry.

 

"Lewis Hamilton nos ha regalado un gran momento y una gran sonrisa en un momento tremendamente difícil de nuestras vidas. Mi hijo todavía no puede creer que Lewis Hamilton hable de él y le haya dedicado la carrera", explicó el padre Harry Shaw en declaraciones que recoge 'Sky.com'.

"Harry ahora piensa que Lewis Hamilton es su mejor amigo, lo que para un niño de cinco años es algo increíble", aseguró el padre de Harry.