Fernando Alonso no pudo entrar en Q3 en el GP de Austria por culpa de Sebastian Vettel. El asturiano se encontró con la tortuga del Aston Martin en la curva 9 y 10, y le destrozó su mejor vuelta de todo el fin de semana con una maniobra que la FIA advirtió que no se podía hacer.

El cabreo del asturiano fue monumental por radio y no es para menos. En Q2, Alonso volaba con el Alpine sintiéndose cómodo con el coche y con la pista, y estaba en tiempos para entrar en Q3 con toda la calma del mundo.

"Da igual ya un poco todo. Lo que pase con ellos... les penalizarán, pero aunque salga el último. Podíamos ser quintos o sextos y salimos el 14", dice.

"Será una carrera para olvidar por una curva"

Alonso dice, además, que todo se ha acabado para ellos en Austria: "Es sumar muchos puntos o ninguno. El fin de semana se ha terminado".

"Será una carrera para olvidar por culpa de una curva", sentencia Alonso.

Y es que Fernando lo argumenta: "Aquí, a una décima todos... De salir quinto o sexto a esto hay una gran diferencia. Nos lo merecíamos".

 

"Podíamos sumar 10 ó 12 puntos y ahora cero. Íbamos bien. Otro fin de semana da lo mismo, pero aquí teníamos dos juegos en Q3 y nunca nos había pasado", finaliza Fernando en 'DAZN'.

El asturiano iba como un cohete en Q2 hasta que se encontró a Vettel. A pesar de las disculpas de Seb, Fernando estaba encendídisimo en su asiento y lo dejó ver por radio.

"¡Pero qué cojo***! Es increíble, no puedo creerlo", dijo a su equipo.

Te puede interesar

"¡Pero qué cojo***!", el enorme cabreo de Fernando Alonso con Sebastian Vettel tras destrozarle su vueltón en Q2

El tremendo cabreo por radio de Fernando Alonso en Austria: "Jo***, no puedo creerlo... ¿Quién era?"

"Era algo que antes detestaba...", Fernando Alonso y su nueva superstición en la F1 desde Bakú