Fernando Alonso y Michael Schumacher protagonizaron numerosos duelos que han quedado para la historia de la Fórmula 1. Ambos lucharon en épicas batallas que los aficionados del 'Gran Circo' recuerdan con nostalgia.

El paddock se ha trasladado este fin de semana a Hungría, donde se disputará la tercera prueba de este Mundial atípico, que arrancó cuatro meses más tarde por la crisis del coronavirus.

Y la F1 se ha trasladado catorce años atrás para recordar una carrera que puso a todos el corazón a mil: el GP de Hungría 2006. Porque Schumacher y Alonso corrían prácticamente en paralelo hasta que el asturiano terminó por delante tras un espectacular adelantamiento.

Sin embargo, Alonso tuvo que abandonar tras sufrir un problema en un 'pit stop' en el que un mecánico de Renault dejó suelta una tuerca del neumático trasero derecho y tuvo que decir adiós a la carrera. Schumacher, por su parte, finalizó en octava posición.

 

La gran noticia de aquel Gran Premio fue el podio del español Pedro Martínez de la Rosa, que terminó segundo por detrás del Honda de Jenson Button. Nick Heidfeld completó aquel inesperado podio, sin ninguno de los dos grandes favoritos para el título.

Alonso acabó llevándose el gato al agua aquel año, sumando su segundo mundial consecutivo con Renault, y superando al legendario Schumacher.