A pocas horas del comienzo del Mundial de Fórmula 1 2020, y tras los primeros libres de la temporada, saltó la primera bomba en boxes: Red Bull denunció ante la FIA a Mercedes por el DAS.

El novedoso sistema de la escudería de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas está basado en una dirección de doble eje que permite cuadrar la alineación de las ruedas, elemento que se activa empujando o retrayendo el volante del Mercedes W11.

La comisión encargada por la Federación Internacional del Automóvil ha dictaminado que los británicos no incumplen el reglamento vigente del 'Gran Circo' y, por ende, podrán hacer uso del DAS en el arranque del Mundial en Austria.

Los funcionarios consideran que el sistema es una función añadida a la propia dirección y no un elemento de la suspensión, tal y como afirmaba Red Bull.

 

"El DAS es un sistema hidráulico, como cualquier dirección de Fórmula 1, pero sigue estando bajo el control del piloto. Desde un punto de vista físico, el DAS está integrado en la dirección convencional del vehículo", reza el comunicado publicado por la FIA.

"Los comisarios deciden que el DAS forma parte de la dirección. El Artículo 1.2 señala que sólo pueden usarse dos ruedas para la dirección, pero no hace referencia a que ese ajuste tenga que ceñirse a un único tipo de movimiento", añade.

Por lo tanto, y a pesar de que estará prohibido para la temporada 2021, Mercedes podrá usar el DAS en la presente temporada después de que los comisarios de la FIA hayan decidido que "no vulnera la normativa en materia de suspensiones".