Se acabó lo que se daba. Al menos de momento. Fernando Alonso ha completado su segundo y último día de test en el circuito de Baréin con el RS18, el Renault de la temporada 2018.

El propio equipo publicó varias imágenes del asturiano, informando que había rodado un total de 93 vueltas. Exactamente el mismo número que en la jornada del miércoles.Nada es casualidad.

93 vueltas equivale a un gran premio y medio, el objetivo que tenían tanto el asturiano como el equipo antes de comenzar los test. Lo que significa que no ha habido ningún tipo de problema en el monoplaza.

"Más test divertidos para Fernando Alonso hoy. Otras 93 vueltas completadas con el RS18. Se acaban así los test de Baréin", publicó la cuenta oficial de Twitter de Renault.

 

Alonso saltó a la pista a eso del mediodía hora española, con el monoplaza y el casco teñidos de negro, de incógnito. Sus sensaciones, se nuevo, han sido buenas sobre un monoplaza que, eso sí, no utilizará más.

Renault todavía no ha hecho público si el bicampeón de la Fórmula 1 se volverá a subir al coche antes del comienzo de la pretemporada, ya en 2021.

El equipo ilusiona, con dos podios de Daniel Ricciardo esta temporada. Y el regreso de Alonso supone un auténtico 'boom' en la fábrica gala. Todo está listo para el espectáculo del curso que viene.