Fernando Alonso ha vuelto. El asturiano, protagonista de muchos rumores el pasado año sobre si regresaría o no a la F1, se subirá al 'nuevo' Alpine en este 2021 y también en un 2022 que será clave en si su contrato por dos temporadas se amplía más en el tiempo. Depende, claro está, del proyecto que le ofrezcan los franceses.

Porque el bicampeón es un ganador. Un ganador nato. Competitivo en todo aquello que se propone. Hace un año, entre toda la rumorología, pocos habrían apostado que, de regresar, lo haría para un equipo cuya última victoria en F1 data de 2008. Ahora, sin embargo, ese equipo está formando un proyecto que este año ya ha logrado tres podios.

Que ha conseguido algo que no lograban desde que Robert Kubica subiese al cajón en 2011 vestido de amarillo. Ahora, entre Ricciardo y Ocon han logrado acabar en podio hasta en tres ocasiones, y el avance de la marca gala hace pensar que están en pleno crecimiento.

De Renault... a Alpine

Crecimiento que quieren seguir manteniendo, y después de que incluso se pusiera en duda su permanencia en la F1 ahora están apostando y mucho por el proyecto. De momento, cambio de nombre para pasar de ser Renault a ser Alpine, su marca deportiva más prestigiosa, y varios nombres que van en una única dirección: la de ganar.

Cyril Abiteboul ha sido, eso sí, una de las 'víctimas' de toda esta reconversión. En su lugar, Davide Brivio, que no tiene absolutamente nada de experiencia en Fórmula 1 pero llega de ganar en MotoGP con Suzuki gracias a Joan Mir. Antes, guio a la victoria a Valentino Rossi en su época con Yamaha.

Sí, al igual que Alonso, el nuevo jefe de Alpine sabe lo que es ganar. Y en Alpine es justo lo que están buscando tras un 2021 que se presupone será de transición. Todo, para que en 2022 el podio sea una constante.

"La subida a la cima ha comenzado"

"El objetivo en 2022 es luchar de forma consistente por los podios. Este 2021 será de transición, pero la subida a la cima ha comenzado", dijo Laurent Rossi, CEO de Alpine, en 'Motorsport Week'.

Eso sí, aunque 2021 sea "de transición", el coche será, como dijo Pat Fry, "medio nuevo". Y si siguen el buen camino trazado en 2020 no sería de extrañar que Alonso alcanzara algún podio.

Su exmánager, Adrián Campos, ya dijo en su día que si a Fernando le dan un coche para hacer cajones, el asturiano podría llegar a la victoria. Y si le dan un coche lo suficientemente bueno, podría llegar al podio.

El A521, primer Alpine de F1

En McLaren, de hecho, temen la velocidad de un Fernando Alonso al que ven más rápido que nunca, y el A521, el primer coche de F1 de la marca, parece ser un buen compañero de fatigas para el asturiano.

[[LINK:EXTERNO|||https://www.instagram.com/p/CKBelBwHCbE/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=loading|||

Ver esta publicación en Instagram

]]

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial)

El monoplaza, decorado con color negro y la bandera de Francia, una gama cromática que podría no ser la definitiva, tiene como objetivo recuperar la senda de la victoria tanto para los franceses como para el propio Fernando Alonso.

Todo se verá en no mucho tiempo. La pretemporada está cada vez más cerca y ahí veremos si Alpine ha hecho bien sus deberes y también cómo los han hecho los demás. Con Mercedes y Red Bull en otro nivel, habrá que ver cómo están McLaren, Aston Martin... y Ferrari.

Te puede interesar

Eddie Jordan, tajante sobre la renovación de Lewis Hamilton: "Si yo fuera Mercedes..."

"Me gusta mucho, pero...", un exjefe de F1 carga contra Vettel por sus dos últimos años en Ferrari

El cambio clave en el motor Ferrari para llevar a Carlos Sainz a la victoria