El próximo 28 de marzo volveremos a disfrutar de Fernando Alonso compitiendo en Fórmula 1, la categoría que le vio coronarse campeón del mundo en 2005 y 2006. Tras dar un paso al lado en 2018 para probar otras disciplinas como la IndyCar, el Dakar o la WEC, el asturiano vuelve al 'Gran Circo' con 39 años, pero una ambición desmedida por volver a ganar.

Atrás queda el accidente que sufrió montando en bicicleta a pocas semanas de los test de pretemporada en Baréin, aunque tal y como ha afirmado en una entrevista concedida a la 'CNN', la bicicleta seguirá siendo su mejor entrenador.

"Todavía amo el ciclismo. Probablemente tenga que usar la bicicleta de montaña un poco más ahora, en diferentes senderos y evitar las carreteras normales. Pero de alguna manera, no cambiará mucho. Mi preparación siempre estará basada en una bicicleta", ha explicado el ovetense.

Sobre su retorno a la F1, Alonso señala que apenas le ha costado readaptarse al ritmo competitivo: "Estoy viendo más o menos a las mismas personas, los mismos conductores. Básicamente es todo lo mismo. Y creo que recuerdas cómo conducir estos coches, y después de tres o cuatro vueltas, inmediatamente te sientes cómodo con todo lo que estás sintiendo".

Al ser preguntado por el rival a batir en la presente campaña, no duda que será el que fuera su compañero hace más de 10 años en McLaren, Lewis Hamilton.

"Absolutamente, es siete veces campeón del mundo. Es el tipo que ha estado dominando el deporte en los últimos años. Han sido muy fuertes. No hay señales de debilidad en este momento en los últimos años", ha apuntado el oventense.

"Incluso si las regulaciones cambian un poco en 2021, su paquete y experiencia deberían ser suficientes para seguir siendo los favoritos. Pero, ya sabes, la Fórmula 1 a veces no es matemática exacta. Primero tienes que cruzar la línea para ganar. Veamos cómo va", ha añadido.

Paralelamente, asume que 2021 será un "año de transición" para Alpine, aunque el renovado Renault "tiene grandes ambiciones para el futuro".

En el plano personal, Fernando se ve como "mejor piloto" y capaz de ofrecer un espectáculo aún mayor: "Estoy de vuelta como un mejor piloto, pero también como un mejor espectáculo para la gente".