"Tengo buenos recuerdos del Gran Premio de Turquía. Es un circuito con una buena combinación de curvas de alta velocidad y oportunidades de adelantamiento. La curva 8 es un desafío único y espero afrontar esta curva en un coche de Fórmula 1 de hoy en día". Así recuerda Fernando Alonso el trazado del Istanbul Park, circuito que 'estrenó' en 2005.

La temporada en la que se alzó con su primera corona, el bicampeón del mundo protagonizó batallas memorables contra el entonces rey del 'Gran Circo', Michael Schumacher, logrando destronar al 'Káiser' en casa, en el circuito de Imola en el GP de San Marino.

Una temporada después, ya como vigente campeón de la categoría, Alonso y 'Schumi' volvieron a reeditar la lucha en Estambul durante más de 15 vueltas de infarto.

Fernando Alonso, con Michael Schumacher en el podio de Imola

Massa, con la pole, salió primero por delante del teutón y del español. El orden no se alteró en la salida, pero un accidente de Kimi Raikkonen a falta de más de media carrera cambió todo.

Alonso y Renault completaron una gran estrategia y el ovetense aventajó a Michael en la calle de boxes. A falta de 15 vueltas para el final, el 'Káiser' amedrentó (o intentó hacerlo) a Fernando poniéndose a menos de un segundo de su monoplaza, pero ahí emergió la figura de 'Magic' para cerrar la puerta al alemán.

Schumacher trató por todos los medios de adelantar a Alonso, pero la destreza y decisión del español dejaron en agua de borraja sus aspiraciones. El heptacampeón lo intentó en la última chicane, pero el de Renault le eclipsó y ambos cruzaron la línea de meta con solo 81 centésimas de diferencia.

 

Tras Turquía, Alonso salió con 12 puntos de ventaja sobre Schumacher en la general a falta de cuatro carreras por disputarse hasta coronarse campeón en Interlagos en la última cita.

Ahora, la situación es bien distinta: Fernando aterriza en Estambul, trazado en el que se ha subido en cuatro ocasiones al podio, con el objetivo de prolongar su racha de 10 carreras consecutivas puntuando (sin contar la de Spa) para así ayudar a Alpine a afianzarse en el quinto lugar del Mundial de Constructores.

En la previa del Gran Premio, el ovetense ha cordado la batalla anteriormente mencionada: "Tuve una batalla divertida con Michael Schumacher allí en 2006. Estaba justo detrás de mi caja de cambios saliendo de la última curva en la última vuelta. Esa fue solo una de las muchas batallas en la pista que tuvimos esa temporada".