En la Fórmula 1 cada milésima cuenta. Si no que se lo digan a Fernando Alonso, que este domingo perdió el sexto puesto del Gran Premio de Japón contra Sebastian Vettel por esa diferencia.

El asturiano, 'perro viejo' de la categoría, es consciente de que tiene que exprimir cada posibilidad que se le plantea para ganar ventaja con respecto a los 'gigantes' de Fórmula 1... y en Suzuka volvió a dar una 'masterclass'.

Viendo que la mala estrategia de Alpine de pararle dos vueltas más tarde que al resto iba a lastrar sus opciones en carrera e iba a perder muchas posiciones, optó por ganar tiempo de manera 'ilegal'.

Antes de entrar a boxes, en la última chicane del circuito, el bicampeón del mundo de F1 se hizo un 'recto', evitó hacer el giro y ganó así unos segundos antes de entrar al pit-lane que le evitaron salir detrás de otros dos coches.

La FIA no se percató de la infracción, ¿pero por qué? La razón es que Dirección de Carrera monitoriza todos los tiempos de los 20 pilotos por sectores, pero en esta situación las entradas y salidas de boxes y las distintas marcas con neumático de lluvia extrema o intermedio desvirtuaban la posibilidad.

Eso sí, Alonso fue el más listo de la clase ya que cuando Charles Leclerc fue a hacer lo mismo en la última vuelta durante su lucha con 'Checo' Pérez, los comisarios le 'cazaron' y le sancionaron con cinco segundos.