La intensa y continua lluvia impidió que se pudiera disputar la carrera en el circuito de Spa. La FIA se conformó con dos vueltas detrás del safety car para repartir la mitad de los puntos. Una decisión que no gustó a muchos pilotos de la parrilla.

¿Es diferente la F1 de ahora a la del pasado en lluvia? Fernando Alonso lo analizó este jueves en la rueda de prensa previa al Gran Premio de los Países Bajos.

"Los neumáticos son lo que más ha cambiado a lo largo de los años. Creo que los coches, por la razón que sea, o las reglas aerodinámicas, generan más espray cuando ruedas tras la gente y nuestros neumáticos son más anchos respecto a cómo eran en 2007", explica el de Alpine.

Cree el asturiano que los neumáticos de lluvia extrema del pasado "eran un poco más sólidos": "Quizá el tamaño del neumático ayudaba con el 'aquaplaning'. Además, está la naturaleza del circuito. Creo que Spa, con esas velocidades tan altas, con esas rectas tan largas, el espray se quedaba ahí mucho tiempo".

Alonso terminó undécimo y no pudo entrar en los puntos en el extraño fin de semana de Bélgica. Todo será diferente en Países Bajos donde las previsiones no han apuntado a que habrá lluvia.