Después de la exhibición con el R25, Fernando Alonso vuelve a sorprender y en esta ocasión con el Renault de esta temporada, el RS20.

A las seis de la mañana hora española salía a pista en Abu Dabi, en el tradicional test de jóvenes pilotos que se celebra siempre a final de temporada. Su presencia no ha estado exenta de polémica, pero su equipo le ha defendido a capa y espada.

Y el bicampeón ha vuelto a demostrar que está en plena forma. Lideró la primera tanda incluso por delante del Mercedes de Stoffel Vandoorne, aunque terminó en segunda posición. Un verdadero hito teniendo en cuenta la diferencia abismal entre los dos monoplazas.

Pero todo es posible para Alonso, que ya ha manifestado que le encantaría lograr algún podio en 2021, aunque reconoce que su gran objetivo llegará el siguiente año con el cambio de reglamento que promete revolucionar la Fórmula 1.

Para apreciar el gran tiempo que hizo el asturiano en la mañana de Abu Dabi, solo hay que ver los tiempos de su compañero, Guanyu Zhou. Hasta nueve décimas de diferencia entre ambos pilotos.

Renault sueña viendo cómo Alonso deslumbra en la que será su tercera etapa en el equipo francés, que pasará a llamarse Alpine y recuperará sus colores de las grandes gestas, cuando lograron el Mundial en 2005 y 2006.

 

 

La mejor vuelta de Alonso fue 1.37.662, mientras que Vandoorne, segundo clasificado, hizo 1.37.985, tres décimas más lento que el piloto español. Siempre en la primera tanda, en la segunda fue diferente.

Vandoorne acaba por delante

La mañana ha terminado con Fernando Alonso finalmente como segundo clasificado, por detrás del Mercedes de Vandoorne. Sin embargo, el asturiano ha logrado competir con las flechas de plata, algo que nadie, salvo Verstappen, había logrado esta temporada.