"¡Qué maravilla!". Y qué razón tiene. Así ha reaccionado Fernando Alonso tras ver las imágenes oficiales del nuevo Alpine A521 que pilotará en su regreso a la Fórmula 1 tras dos años de 'interruptus' fuera del 'Gran Circo'.

El color azul marca de la casa Renault, aunado con el rojo y blanco de la bandera francesa y el negro de relleno, nos dejan una preciosidad de monoplaza con el que tanto Alonso como Esteban Ocon lucharán por volver a los podios en 2021.

"Estoy muy feliz de volver a la Fórmula 1 después de dos años. Estoy muy motivado para comenzar un nuevo capítulo con Alpine. Es genial volver a un equipo con el que has logrado tanto en el pasado", ha señalado el ovetense durante el acto.

 

Alonso no ha podido estar presente en la sede de Enstone en Reino Unido debido a las estrictas restricciones de movilidad dada la delicada situación de la pandemia en las islas.

A pesar de ello, no ha querido faltar a su cita y ha estado siguiendo la presentación de manera online.

¿Su objetivo? Fernando lo tiene claro: "Quiero mejorar aún más como piloto. Aprendí mucho durante estos años fuera del deporte y quiero consolidarlo y aplicarlo a la F1. Por ejemplo, diferentes filosofías de carrera, diferentes técnicas y enfoques en el trabajo. Me he convertido en un mejor piloto, más completo que hace dos años. En cuanto a los resultados, es difícil predecir. El año pasado la zona media estaba muy comprimida, puede pasar cualquier cosa".

Por último, ha señalado lo que para él sería tener un año exitoso: "Tener buenas actuaciones y ejecutar carreras cercanas a la perfección. Eso es lo que se debe hacer en los días de carrera y es para lo que estoy preparado. Los resultados en la F1 dependen de muchos factores de rendimiento, pero tenemos que rendir lo mejor que podamos en cada oportunidad".