Fernando Alonso ya ha dejado claro en múltiples ocasiones que uno de los principales alicientes para su regreso al 'Gran Circo' tras su retirada en 2018 es el cambio de reglamento en la Fórmula 1.

Previsto para 2021, pero pospuesto a 2022 por la pandemia, los equipos tendrán que dar un giro de 180 grados a su planificación, adaptando el monoplaza a las nuevas reglas y disminuyendo el techo presupuestario para tener una mayor igualdad en la parrilla.

Este factor lo ha destacado el piloto asturiano en una entrevista en 'Rai 2', argumentando que el cambio favorecerá a que el público muestre más interés por una competición sin tantas diferencias entre escuderías.

"Creo que las reglas de 2022 serán un paso hacia esa dirección, para tener una competición algo más ajustada entre los coches, más adelantamientos, que sea menos predecible. Ahora, todos sabemos antes cómo serán los resultados antes del domingo, ya antes de empezar el gran premio. Esto lo hace siempre un poco menos emocionante", ha señalado en bicampeón.

"Necesitamos una Fórmula 1 más ajustada entre los coches, con un tope de presupuesto, que ya entra el año próximo, con lo que las grandes marcas no podrán gastar ilimitadamente logrando ventaja. Las ideas son buenas, veremos si los resultados también son buenos", ha añadido.

Paralelamente, focalizándose en el público joven y su progresiva lejanía a la F1 en los últimos años, Fernando ha querido incidir en la 'magia' de presenciar un Gran Premio en directo.

"Siempre es difícil transmitir una pasión, porque la debes sentir de alguna manera. Yo le llevaría a un test o a un gran premio, lo dejaría cerca de una curva o una recta. Ver estos coches pasar te da una emoción única, una Fórmula 1 que es un reto a la Física sobre cuánto es posible para ir rápido en un circuito; el ruido, aunque lo hemos perdido un poco con respecto al pasado, aunque todavía hay; la tecnología, todo lo sofisticada que es la F1 por dentro... es verdaderamente apasionante", ha argumentado Alonso.

En relación a ello, el piloto de Alpine ha zanjado su exposición pidiendo unos precios más populares en el 'Gran Circo' para así hacerla accesible a la gran mayoría del público: "Cuando ves la F1 en directo, ese día, normalmente, lo recuerdas para siempre, con una gran emoción. Tener una F1, quizá un poco más cercana a la gente, con precios más baratos, que todo el mundo se pueda permitir ir a un gran premio, todas estas cosas tienen que ir adelante".