Fernando Alonso sigue progresando con Alpine. El piloto español volvió a meterse en los puntos en Austria. Con la segunda cita en el Red Bull Ring, en la que consiguió un 10º puesto tras una épica batalla con George Russell, ya son cuatro carreras consecutivas en las que Alonso ha logrado meter el coche entre los 10 primeros clasificados. Ahora el bicampeón del mundo piensa en continuar la buena racha en el mítico trazado británico de Silverstone.

"Por lo que sea hemos sido más competitivos en este circuito, pero estoy contento con el progreso que hemos hecho en las últimas dos semanas. Ahora depende de nosotros mantener esta clase de prestaciones en Silverstone porque si lo hacemos podría ponernos entre el 7º o el 8º, y eso sería desde luego un gran paso adelante", afirma el asturiano a un grupo de medios españoles.

El bicampeón del mundo también aprovecha para mandar un exigente mensaje a Alpine de cara a 2022. El ovetense sabe que la próxima temporada supone una oportunidad única para volver a lo más alto del podio. Por ello, Alonso considera que la escudería francesa debe pulir el trabajo tanto en pista como en la fábrica para tratar de alcanzar un nivel óptimo que les permita luchar por victorias el próximo curso.

"Creo que ahora se trata más de construir la estructura del equipo, hacer el ajuste fino de muchas cosas como las paradas, las estrategias de carrera y de gestión de neumáticos, estar lo más preparado posible, optimizar todo y lo más cerca de la perfección para 2022 al menos desde este lado, el de la pista. El lado del coche depende de las dos factorías de Viry y Enstone, la de producir el mejor coche posible", agrega el '14'.