El Gran Premio de Estados Unidos tuvo una serie de batallas que endulzaron una carrera que no prometía mucho, pero que terminó siendo una de las más dinámicas de la temporada.

Por un lado, Max Verstappen y Lewis Hamilton se alternaron en el liderato en Austin, resultando el neerlandés vencedor gracias a un 'undercut' de libro y a la inestimable 'ayuda' de Mick Schumacher.

Por otro lado, Ferrari demostró que ya está un escalón por encima de McLaren. Con Charles Leclerc detrás del podio, fue Carlos Sainz quien tuvo que lidiar con Daniel Ricciardo y Lando Norris desde la salida, interponiéndose un nuevo fatídico 'pit-stop' entre el madrileño y el quinto puesto.

Sin embargo, el que más polémica y controversia ha generado fue el que tuvo en harina a Fernando Alonso, Kimi Raikkonen y Antonio Giovinazzi.

El finlandés adelantó al asturiano por fuera de pista y no tuvo que devolver posición al bicampeón, algo que sí se vieron obligados a hacer tanto el ovetense como el italiano cuando se intercambiaron distintos adelantamientos ilegales a ojos de Dirección de Carrera.

Pues bien, para Damon Hill, campeón del mundo de Fórmula 1 en 1996, Alonso estaba probando unos límites de pista que se encuentran en el ojo del huracán por el criterio de Michael Masi.

"Hay una realidad en esto, y es que existe algo así como los límites de pista y si corres fuera del borde de la pista...", ha señalado Hill en el podcast 'F1 Nation'.

"Los coches estaban siendo empujados fuera de pista, aceleraban y recuperaban su lugar. ¿Es eso una carrera justa? Ese es el debate y es de lo que no tenemos respuesta ahora mismo, eso es lo que pasó con Alonso y Raikkonen, y más tarde también con Giovinazzi", ha añadido.

De hecho, Damon Hill vio "divertido" el pique que mantuvo Alonso con los Alfa Romeo: "Creo que Fernando, siendo Fernando, estaba poniendo a prueba los límites y pensé que era fantásticamente entretenido. Creo que su ataque por el interior de Giovinazzi fue fantástico y su batalla con Raikkonen también. Pensé que era pura diversión".