"Este coche es 'muuuuy' rápido". Así comienza Fernando Alonso su mensaje en redes sociales después de conducir el mítico Renault R25 con el inconfundible sonido del motor V10. Con este coche fue campeón del mundo en 2005, el que fue su primer mundial.

Alonso ha rodado en la mañana de este viernes en Abu Dabi con el coche azul y amarillo de Renault. "Ahora con los neumáticos lisos es todavía más rápido", dice, eufórico tras la primera jornada.

"Qué sentimiento. Qué fin de semana. Mañana más vueltas. La mejor manera de agradecer a Renault para esta era. Y doy la bienvenida a Alpine para el futuro", finaliza su mensaje Fernando Alonso, que también ha vestido el mono de esa temporada 2005.

 

Ha sido la noticia deportiva de la jornada, con Alonso a los mandos de un monoplaza que marcó a toda una generación de fans de la Fórmula 1, sobre todo en España, donde se vibró con sus dos campeonatos consecutivos.

El bicampeón vuelve a la Fórmula 1 en 2021 y lo hace con aires renovados y mucha ilusión. Porque el Renault ha demostrado esta temporada que es un monoplaza competitivo, capaz de pelear por el podio en varios fines de semana.

¿Dónde podrá llegar Alonso con este coche? No se descarta una temporada de podios, aunque el gran momento que esperan en la fábrica francesa es 2022, con un cambio de reglamento que podría provocar un vuelco en la parrilla. Y ya sabe, tener a Alonso esa una garantía.