Debido a que ya ha enlazado tres legislaturas y ya que ha superado la barrera de los 75 años, Jean Todt no podrá presentarse a la reelección a presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y dejará su cargo el próximo 17 de diciembre.

A pesar de su edad, el francés quiere seguir ligado al 'Gran Circo' y desde Italia apuntan a que podría regresar a la que fue su casa entre 1993 y 2009.

Según el 'Corriere della Sera', Ferrari podría estar tanteando la posibilidad de incorporar al todavía presidente de la FIA a su organigrama y ya se habría producido una reunión entre el galo y John Elkann, el presidente de la 'Scuderia'.

Esta noticia ha escocido en el paddock ya que Todt aterrizaría en Maranello justo el año en el que se ejecutará el cambio normativo y en plena preparación del nuevo reglamento de 2026, hecho que podría dar cierta ventaja al equipo italiano.

Michael Schumacher y Jean Todt

Además, Jean Todt guarda muy buena relación con Stefano Domenicali, CEO de Fórmula 1 y su sustituto en Ferrari cuando el francés dio un paso al lado tras una exitosa trayectoria en la que se alzó con seis Mundiales de piloto y ocho de Constructores.